Lagarto ocelado Imagen

El lagarto ocelado es el que más abunda entre los lagartos ibéricos. Es característico por su corpulencia y el ancho de su cabeza.

El color de su cuerpo puede ir del verde al pardo, sus costados están adornados con hileras azuladas. La cola tiene tonos rojizos.

Este reptil habita en toda la Península Ibérica. Suele vivir en zonas soleadas y secas, como olivares y viñas.

Los lagartos ocelados van emparejados durante todo el año. Durante el coito ambos se muerden.

En la época de celo, a partir de abril, las hembras excavan un nido para hacer la puesta. Tras 5 meses, por octubre, se produce la eclosión.

Este reptil es omnívoro, se alimenta de grandes insectos, gusanos, huevos de aves, pollos, lagartijas, entre otros.

Entre los meses de noviembre y febrero hiberna en las madrigueras que se encuentran en el suelo. Tras la hibernación deambula buscando el calor del sol.

A pesar de su corpulencia, se desplaza y trepa rápidamente sobre el suelo. Esta habilidad le ayuda a escapar de sus depredadores. Una de las estrategias para no ser devorado por sus atacantes, suelta la cola para distraerlos mientras escapa entre la maraña o sube a los árboles. Los árboles no solo les sirven de escapatoria, sino que también de refugio.

Grazalema con Encanto Icon Próximos Eventos